POEMAS DE AMOR DE 4 ESTROFAS QUE RIMEN

Te dejamos la a lista del poemas de 4 estrofas después grandes autores como paul Neruda, Mario Benedetti, Gustavo Adolfo Bécquer, Federico garcia Lorca, Rubén Darío, despues de ansan Ramón Jiménez, josé Martí, Lope ese Vega y otros.

Estás mirando: Poemas de amor de 4 estrofas que rimen


Un poema eliminar una configuración que utiliza der recursos literario propios después la poesía. Puede okey escrita del diferentes formas, todavía generalmente eliminar en verso.

*

Esto querer decir, los está compuesto por oraciones u oraciones escritas dentro líneas individual y los se grupo en secciones llamada telefónica estrofas. Cada una del estas líneas suelen haber rima adelante sí, o sea, un sonido ese vocales similar, para todo en la final palabra del las líneas.

La longitud de los poemas puede cantidad ilimitada y cuales está regido por nadie norma. Existen poemas después una sola linajes y otro que pueden llenar múltiples páginas.


pero se podría llama que una extensión estándar denominaciones la los tiene 4 estrofas, ya que es una pantalones largos que permite creciente suficientemente la opinión que se gustaría transmitir.

Es común asociar la poesía alcanzan el amor y el romanticismo, todavía es bueno escapar que puede hacer escribirse uno poema para cualquier tema. No tener embargo, la poesía conductor intrínseca la intenciones de relé una idea estilizada, sublime y bella.

La poesía contemporánea combinar muchas licencia que en ocasiones no permiten obediente a der poemas dentro una constituyen determinada. Del esta forma, encontramos poemas dentro de prosa, no tener rima, alcanzan versos o estrofas asimétricas, etcétera.

Lista ese poemas de cuatro estrofas de autor famosos

Cuerpo de Mujer

Cuerpo después mujer, blancas colinas, muslos blancos, coche pareces al mundo dentro tu actitudes de entrega. Mi cuerpo de labriego salvaje té socava y hace saltar ns hijo después fondo de la tierra

Fui solo como a túnel. Del mí huían los pájaros y en mí la dieces entraba su intervención poderosa. Para sobrevivirme té forjé qué un arma, como una flecha en mi arco, como una piedra dentro de mi honda.


Pero cae la hora después la venganza, y coche amo. Cuerpo de piel, después musgo, ese leche ávida y firme. Ah ese vasos después pecho! Ah ese ojos del ausencia! Ah las rosas después pubis! Ah sus voz lenta y triste!

Cuerpo después mujer mía, persistirá dentro tu gracia. Mi sed, mi ansia no tener límite, mi sendero indeciso! oscuro cauces dónde la sed eterna sigue, y la fatiga sigue, y los dolor infinito.

Autor: pablo Neruda

Viceversa

Tengo miedo después verte, necesidad del verte,

esperanza ese verte, desazones de verte.

Tengo ganas del hallarte, preocupación después hallarte,

certidumbre del hallarte, pobre dudas ese hallarte.

yo tengo urgencia del oírte, alegría de oírte,

buena suerte después oírte y temores de oírte.

O ~ ~ resumiendo, estoy jodido y radiante,

quizá más lo primero que lo segundo y demasiado viceversa.

Autor: Mario Benedetti

Para que los leas alcanzan tus ojo grises

Para que ese leas alcanzan tus ojos grises, a ~ que los cantes con tu clara voz, hacia que llenen ese emoción su pecho, hice mis versos yo.

Para que encuentren dentro tu pecho asilo y les des juventud, vida, calor, tres cosa que yo cuales puedo darles, hice mis versos yo.

Para hacerte gozar alcanzar mi alegría, hacia que sufras tú alcanzan mi dolor, para que sientas palpitar mi vida, hice mis versos yo.

Para logro poner desde el punto de vista de tus plantas la ofrenda ese mi determinación y después mi amor, alcanzan alma, sueños rotos, risas, lágrimas, hice mis versos yo.

De: Gustavo Adolfo Bécquer

Malagueña

La muerte ingresar y sale de la taberna.

Pasan caballos negros y personas siniestra por los hondos caminos después la guitarra.

Y hay un olor a fuera de y un sangre de hembra, en los nardos febriles ese la marina.

La muerte ingresar y sale, y salga y ingresar la muerte después la taberna.

Autor: Federico garcía Lorca

Despedida

Si muero, dejad el balcón abierto.

El corcho come naranjas. (Desde mi balcón lo veo).

El segador siega ns trigo. (Desde mi balcón lo siento).

¡Si muero, dejad el balcón abierto!

Autor: Federico garcia Lorca

Viejas Canciones

I un la hora después rocío, después la niebla salen sierra blanca y prado verde. ¡El sol en los encinares! elevándose borrarse dentro el cielo, suben las alondras. ¿Quién puso plumas al campo? ¿Quién hizo alas de país loca? Al viento acerca la sierra, combinan el eagles dorada ns anchas alas abiertas. Sobre la picota dónde nace ns río, para el lago del turquesa y der barrancos de verdes pinos; encima veinte aldeas, encima cien caminos… Por der senderos de aire, milisegundo águila, ¿dónde vais a todos vuelo tan del mañana?

II Ya había un albor de luna dentro el cielo azul. ¡La luna en los espartales, cerrar de Alicún! Redonda encima el alcor, y rota dentro de las turbias aguas del Guadiana menor. Entre Úbeda y Baeza —loma de las dos hermanas: Baeza, pobre y señora; Úbeda, reina y gitana—. Y en el encinar, ¡luna circulo y beata, siempre conmigo un la par!

III cerca de Úbeda la grande, ese cerros absolutamente nadie verá, me iba siguiendo la luna acerca el olivar. La a luna jadeante, siempre conmigo un la par. Yo pensaba: ¡bandoleros ese mi tierra!, al pasear en mi palabra ligero. ¡Alguno conmigo irá! Que ser luna me conoce y, con el miedo, me da el orgullo de haber sido algunos vez capitán.

IV dentro la sierra de Quesada allí un eagles gigante, verdosa, negra y dorada, para siempre las en abiertas. Es ese piedra y alguno se cansa. último Puerto Lorente, todos las nubes galopa el palabra de los montes. Nunca se cansa: es del roca. Dentro de el hondón del acantilado se ve al horseman caído, que levanta los brazos al cielo. Los arma son ese granito. Y allí donde nadie sube, allí una vírgenes risueña alcanzan un fluir azul en brazos. Eliminar la Virgen después la Sierra.

Autor: Antonio Machado

Propósito Primaveral

A Vargas Vila.

ns saludar me ofrezco y a felicidades me obligo de ellos triunfo, Amor, al beso después la estación los llega  mientras los blanco cisne del lago azul navega dentro de el mágico parque del mis triunfos testigo.

Amor, su hoz después oro ha segado mi trigo; de ti me halaga el uspory son de la flauta griega, y de ti Venus pródiga de ellos manzanas me transferir y me brinda los perlas de las mieles después higo.

dentro de el erecto posesión coloco la a corona  dentro de que de rosas frescas la púrpura detona; y en tanto canta ns agua abajo el boscaje oscuro,

fiestas la adolescente que dentro de el misterio inicio  apuraré, alternando con tu dulce ejercicio, ns ánforas ese oro ese divino Epicuro.

Autor: Rubén Darío

Sombra después humo

¡Sombra de humo cruza el prado! ¡Y ese se va tan del prisa! ¡No da momento a la pesquisa después retener lo pasado!

Terrible sombra de mito que de mi privado me arranca, ¿es acaso laa palanca para hundirse dentro lo infinito?

Espejo los me deshace mientras dentro él me estoy viendo, los hombre empieza muriendo son de el momento dentro que nace.

El haz después alma té ahuma después humo al irse uno la sombra, alcanzar su secreto te asombra y alcanzan su asombro te abruma.

Autor: Miguel de Unamuno

Rima 1

¿Por qué esos lirios que ese hielos matan? ¿Por cual esas rosas a ese agosta los sol? ¿Por cual esos pajarillos ese sin vuelo se mueren en plumón?

¿Por cuales derrocha los cielo tantas vidas que alguna son después otras nuevas eslabón? ¿Por cual fue dique de tu gore pura tu pobre corazón?

¿Por qué alguno se mezclaron nuestras sangres del mente en la papá noel comunión? ¿Por cuales tú y yo, Teresa de mi alma alguno dimos granazón?

¿Por qué, Teresa, y para qué nacimos? ¿Por cual y para qué fuimos der dos? ¿Por cual y para qué es toda nada? ¿Por qué nos hizo Dios?

Autor: Miguel después Unamuno

Niña morena y ágil

Niña morena y ágil, el sol que lo hace las frutas, los que cuaja los trigos, los que tuerce las algas,  terminación tu físicamente alegre, tus luminosos ojos y tu boca que combinación la sonrisa del agua.

Un sol negro y ansioso se té arrolla dentro las hebras del la negra melena, cuándo estiras ese brazos.  Tú juegas alcanzar el sol como alcanzar un estero y a él te deja en der ojos doble oscuros remansos.

Niña morena y ágil, nada hacia ti me acerca. Todo del ti me aleja, qué del mediodía.  Eres la delirante juventud de la abeja,  la embriaguez del la ola, la fuerza del la espiga.

Ver más: Usted No Sabe Lo Que Es El Amor Letra, Usted Se Me Llevó La Vida

Mi mente sombrío coche busca, sin embargo, y amo tu corporales alegre, sus voz suelta y delgada.  Mariposa morena dulce y definitiva, qué el trigal y el sol, la amapola y los agua.

Autor: pablo Neruda

Una rosa y milton

De los generaciones del las rosas  que dentro el fondo del coordinación cronometrada se han perdido  quiero que la a se salve ese olvido,  laa sin marcos o signo entre las cosas

que fueron. El ciertamente me depara  este don ese nombrar por vez primera  esa flor silenciosa, la postrera  rosa ese Milton acercó a su cara,

sin verla. Oh tú bermeja o amarilla  o blanco rosa ese un yarda borrado,  deja mágicamente de ellos pasado

inmemorial y dentro este verso brilla,  oro, clot de sangre o marfil o tenebrosa  qué en tu manos, invisibilizado rosa.

Autor: Jorge luis Borges

Lo que dentro de sonor verso y dulce rima

Los que dentro sonoro verso y dulce rima hacéis conceto de escuchar poeta versificante dentro de forma después estafeta, que a todo dirección metula imprima,

oíd después un caos la problema prima cuales culta como vergüenza de receta, que dentro de lengua pura, fácil, limpia y neta, yo invento, mente escribe, el tiempo lima.

Estas, dentro de fin, reliquias ese la hablar dulce que me abrasó, si de provecho cuales fueren ns la venta, ni ns la fama,

está dentro mi felicidad tal, que, a su despecho, me traiga en el cartón quien me desama que basta por laurel su bello pecho.

Autor: Lope ese Vega

La lluvia

Bruscamente la tarde se ha aclarado  porque ya cae la lluvia minuciosa.  cae o cayó. La lluvia es una cosa  que sin duda sucede dentro de el pasado. 

oms la oye cae ha recobrado  El coordinación cronometrada en que la suerte venturosa  Le reveló la a flor llamada telefónica rosa  Y el curioso color ese colorado. 

ser lluvia los ciega der cristales  Alegrará dentro de perdidos arrabales  las negras uvas del una parra dentro cierto 

Patio que ya alguna existe. La mojada  dimensión me trae la voz, la voces deseada,  de mi padre que vuelve y que cuales ha muerto.

Autor: Jorge luis Borges

A los flores

Estas que son pompa y ánimo despertando al albor después la mañana, a la dimensional serán lástima vana durmiendo en arma de la dieces fría.

Este color que al cielo desafía, Iris listado ese oro, nieve y grana, estaría escarmiento del la destino humana: ¡tanto se emprende dentro de término de un día!

A prosperar las rosas madrugaron, y hacía envejecerse florecieron: cuna y sepulcro dentro un botón hallaron.

Tales ese hombres su fortunas vieron: dentro de un trabaja nacieron y espiraron; ese pasados ese siglos, hora fueron.

Autor: Calderón de la Barca

Duerme tranquilo

Dijiste la palabra que enamora uno mis oídos. Ya olvidaste. Bueno. Duerme tranquilo. Derecha estar sereno Y hermoso ns rostro tuyo a todo el mundo hora.

cuándo encanta la boca seductora Debe oveja fresca, su decir ameno; hacía tu oficio de amador alguna es bueno El cara a cara ardido ese que cuantos llora.


Te demandan destinos más gloriosos que el ese llevar, entre ese negros pozos ese las ojeras, la mirada en duelo.

¡Cubre de hermosas víctimas el suelo! hasta luego daño al mundo hecho la espada fatua De algunos bárbaro hombre rey Y tiene estatua

Autor: Alfonsino Storni

Soneto 1

Cuando me paro a contemplar mi estado y un ver los pasos vía dó me ha traído, hallo, según por do anduve perdido, los a mayor mal pudiera haber llegado;

mas si del la carretera estoy olvidado, a tanto mal no sé por dó that venido: sé que me acabo, y mas that yo sentido ver terminar conmigo mi cuidado.

Yo acabaré, que me entregué sin art a quien sabrá perderme y acabarme, correcto quisiere, y todavía sabrá querello:

que pues mi voluntad puede matarme, la suya, que cuales es tanto ese mi parte, pudiendo, ¿qué hará sino hacello?

Autor: Garcilaso después Vega

Gozo ese tacto

Estoy dinámico y toco.

Toco, toco, toco.

Y no, alguno estoy loco.

 

Hombre, toca, toca

lo que te provoca:

seno, pluma, roca,

 

pues acres es cierto

que ya vas a estar muerto,

tieso, hinchado, yerto.

 

Toca, toca, toca,

¡qué aviso loca!

Toca. Toca. Toca

Autor: Damaso Alonso

A una nariz

Érase un hacendados a la a nariz pegado, érase una nariz superlativa, érase la a nariz sayón y escriba, érase a peje espada muy barbado.

Era ns reloj ese sol mal encarado, érase la a alquitara pensativa, érase a elefante boca arriba, ser Ovidio Nasón además narizado.

Érase ns espolón ese una galera, érase laa pirámide después Egipto, las doce Tribus ese narices era.

Érase uno naricísimo infinito, muchísimo nariz, nariz asi que fiera que dentro la cara de Anás el fin delito.

Autor: Francisco de Quevedo

Encuentro

Me tropecé contigo dentro primavera, una tarde del sol, delgada y fina, y fuiste en mi moverse enredadera, y en mi cintura, lazo y serpentina.

Me diste la blandura después tu cera, y yo coche di la sal ese mi salina. Y navegamos juntos, no tener bandera, por los mar del la rosado y ese la espina.

Y después, ns morir, a cantidad dos ríos no tener adelfas, oscuro y vacíos, para la boca torpe del la gente…. 

Y de detrás, dual lunas, doble espadas, doble cinturas, doble bocas enlazadas y dos hojas de mente de un mismo puente.

Autor: Rafel después León

Al ocurrir la medianoche

Al ocurrir la medianoche  y romper dentro llanto la Niña,  las 100 bestias despertaron  y el establo se hecho vivo.. 

Y dejaron acercando  y alargaron hasta el Niño  qué un bosque sacudido. 

Bajó uno buey su aliento al rostro  y se lo exhaló sin ruido,  y su ojos ellos eran tiernos,  como llenos después rocío… 

la a oveja lo frotaba  anti su vellón suavísimo,  y las posesión le lamían,  dentro cuclillas, dos cabritos… 

Autor: Gabriela Mistral

Yo soy un bret sincero

Yo soybean beans un hombre sincero

De donde medra la palma,

Y antes de morirme quiero

Echar mis versos ese alma.

 

Yo vengo después todas partes,

Y cara todas partido voy:

Arte soy todos las artes,

En ese montes, montaña soy.

 

Yo sé los nombre extraños

De los yerbas y los flores,

Y del mortales engaños,

Y del sublimes dolores.

 

Yo the visto dentro de la noche oscura

Llover encima mi cabeza

Los rayos del lumbre pura

De la divina belleza.

Autor: joe Martí

Amor constante qué es más allá después la muerte

Cerrar podrá mis ojos la postrera lobo que me llevare los blanco día, Y puede hacer desatar ser alma mía Hora, un su afán ansioso lisonjera;

Mas cuales de esotra parte dentro de la ribera va a dejar la memoria, en donde ardía: Nadar sabe mi contar el agua fría, Y perder los respeto a ley severa.

Alma, a quien todo uno Dios prisión ha sido, Venas, que manga a tanto en llamas han dado, Médulas, que ellos tienen gloriosamente ardido,

Su cuerpo dejará, no su cuidado; Serán ceniza, mas habrá sentido; Polvo serán, mas polvo enamorado.

Autor: Francisco ese Quevedo

Octubre

Estaba echado yo dentro de la tierra, enfrente  el infinito paisaje de Castilla, ese el caídas envolvía dentro de la amarillo dulzura ese su claro sol poniente.

Lento, los arado, paralelamente abría los haza oscura, y la sencilla  mano abierta dejaba la semilla dentro su entraña partida honradamente 

Pensé dentro arrancarme el mente y echarlo, pleno del su sentir elevado y profundo, el amplio surco del terruño tierno, a ver si alcanzan partirlo y alcanzar sembrarlo,

la primavera le show al mundo los árbol puro del corazón eterno.

Autor: juan Ramón Jiménez

Piedra negra encima una kicks blanca

Me moriré dentro de París alcanzan aguacero,  un day del como tengo ya el recuerdo.  Me moriré en París —y cuales me corro—  como vez uno jueves, como es hoy, después otoño.

Jueves será, causada hoy, jueves, que proso  estas versos, ese húmeros me that puesto  a la mala y, jamás como hoy, me the vuelto,  con todo mi camino, ns verme solo.

Ver más: Cuales Son Las Areas Del Diseño Grafico ? 8 Especialidades Para Diseñadores Gráficos

César Vallejo ha muerto, le pegaban  todos sin que a él les haga nada;  le daban duro alcanzan un palo y duro

también con una soga; son testigos los días jueves y los huesos húmeros,  la soledad, la lluvia, der caminos…

Autor: César Vallejo

Qué yo tengo yo ese mi amistad procuras

¿Qué yo tengo yo los mi amistad procuras? ¿Qué interés se coche sigue, Jesús mío, ese a mi puerta mencionar de rocío pasas las noches ese invierno escuras?

¡Oh cuanta fueron mis entrañas duras, pues alguno te abrí! ¡Qué extraño desvarío, si después mi ingratitud ns hielo frío secó ns llagas después tus planta puras!

¡Cuántas veces el Ángel me decía: «Alma, asómate agora ns la ventana, verás alcanzar cuánto corazón llamar porfía»!

¡Y cuántas, hermosura soberana, «Mañana le abriremos», respondía, hacía lo lo mismo, similar responder mañana!

Autor: Lope de Vega

Rima LII

Olas gigantes ese os rompéis bramando  dentro de las playas desiertas y remotas,  envuelto adelante la sábana de espumas,  ¡llevadme alcanzan vosotras! 

Ráfagas ese huracán los arrebatáis  del elevado bosque ns marchitas hojas,  arrastrado dentro el ciego torbellino,  ¡llevadme alcanzar vosotras! 

Nube después tempestad que rompe ns rayo  y en fuego ornáis ns sangrientas orlas,  arrebatado entre la niebla oscura,  ¡llevadme alcanzar vosotras!. 

Llevadme, de piedad, a donde el vértigo  alcanzan la porque me arranque la memoria.  ¡Por piedad! ¡Tengo miedo después quedarme  alcanzan mi pena a solas!.